Hoy hacemos nuestro Bullet Journal!

¡Pues eso! Que hoy tú y yo vamos a hacer un bullet journal pasito a paso para tener la organización al orden del día y encima todo bonitísimo. ¿Que no sabes qué es un bullet journal? Te cuento: es un sistema como una agenda pero completamente personalizado. ¡Quédate y te cuento más! Pst! Y no te olvides de coger libreta y bolígrafo.

portada-bujo

Las agendas y herramientas organizativas están muy de moda. Y ya no te digo las libretitas y álbumes bonitos y personalizables, sector donde el scrapbook es el rey. Podemos juntar ambas cosas y crear nuestro bullet journal (o también conocido como bujo). Para hacer un bullet journal partimos de la base de coger una libreta (cualquiera sí, da igual) y siguiendo unas pautas que te contaré a continuación y embelleciéndola a tu gusto y convertirla en tu nueva agenda. La verdad es que yo ya usaba un sistema parecido a este pero tenía algunas lagunas que con creces se ven superadas con el bullet journal.

Como te he dicho antes lo más básico que necesitarás es una libreta y un bolígrafo, pero evidentemente si quieres hacerlo bonito puedes usar todo tipo de rotuladores, colores, pegatinas y demás. En principio cualquier libreta sirve (mejor si es con cuadrícula o a rayas) pero también existen libretas especiales para este fin, punteadas y numeradas.

A grandes rasgos, y como puedes ver en la web oficial, este sistema trata de llevar un registro de las tareas de lo más general a lo más concreto y utilizar una leyenda propuesta para agilizar el proceso.

¿Por dónde empezamos?

Pues yo empecé haciéndome una leyenda, porque al principio no te acuerdas de los símbolos que usarás. ¿Y qué símbolos se usan? Pues te cuento. Usaremos un punto para indicar una tarea; un círculo para un evento (una cita, aniversario, etc); una cruz tachando un punto cuando la tarea se haya completado; y un guión para escribir anotaciones o frases. Si una tarea o evento son importantes podemos poner un asterisco delante, y pondremos este símbolo “>” para migrar una tarea no cumplida hacia el futuro o “<” para indicar que viene de días atrás. También pueden usarse otro tipo de símbolos.

Bullet journal leyenda

A continuación toca hacer un índice (en dos páginas) y poner la numeración a las hojas de la libreta. De esta manera cada vez que añadas algo al bullet journal lo reflejarás en el índice. Y después del índice dedicaremos las dos siguientes páginas al calendario anual, con seis meses por página, para notar de forma muy general aquellos eventos destacados (cumpleaños, eventos, vacaciones…); y una vez hecho el calendario anual lo anotaremos en el índice.

calendario-anual

A continuación dedicaremos las dos páginas consecutivas a elaborar el registro mensual. La página de la izquierda servirá para tener una visión general del mes, cada día ocupando una línea, y anotaremos aquí aquellas tareas o eventos que están programados para un día concreto: por ejemplo ya sabes que el día 23 tienes dentista, así que ya lo dejas apuntado ahí. La página de la derecha ha de ser una lista de tareas que aún no tienen asignado un día, pero que cuando lo tengan, se tacharán de ahí y se ubicarán en el calendario de la izquierda. Mi recomendación es que hagas la “to-do list” con numeración, así para pasar la tarea a la izquierda solo bastará con poner el número del quehacer. Junto con el calendario mensual puedes tener un registro mensual de objetivos variopintos, como se ve en la siguiente imagen:

monthly-tracker

A continuación del registro mensual, como estarás imaginando vendrá el registro semanal. Aquí tienes dos opciones: o bien divides las páginas para dedicarle igual de espacio a cada día, o bien ir escribiendo cada día a medida que lo vayas necesitando y según el espacio que necesites para ese día. Si tienes quehaceres repetitivos a lo largo de la semana, puedes añadir un registro específico:

lista-de-tareas-repetidas-en-la-semana

Este calendario semanal ha de darnos también una visión general de este período, porque será en el registro diario, donde detallaremos las tareas, usando en gran medida la leyenda de símbolos. Es importante que al empezar un día nuevo se repase el calendario semanal o mensual para comprobar los posibles eventos programados para ese día. Pero no sólo de tareas se alimenta el día a día sino que puedes usar el espacio destinado a hoy para apuntar pensamientos, anotaciones y demás recordatorios que luego ya pasarás a su correspondiente fecha o colección. Cuando termine un día o semana o bien un mes, repasa aquellas tascas que quedaron pendientes y mígralas al próximo período dándoles una importancia mayor para priorizarlas. También hay quien hace un resumen de los logros y vivencias.

month-review

Por último están las colecciones. La colecciones son aquellos registros de cualquier tema que te apetezca: libros leídos o por leer, películas vistas, consumo de agua diario, distancia en running o tiempo de ejercicio, etc. Pero también son colecciones aquellas agrupaciones de apuntes o pensamientos sobre un tema concreto, o conjuntos de escritos sobre lo mismo.

libros  peliculas-maiz

La verdad es que esto del bullet journal es todo un mundo y hay muchísima imaginación e ideas, por lo que si quieres inspiración, busca en redes sociales usando los hashtags #bulletjournal o #bujo y si quieres información más detallada te recomiendo que visites la web de Wasel Wasel.

¿Tienes ya hecho tu bullet journal? ¡No dudes en dejar tus comentarios aquí abajo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s