Cómo hacer una cesta de pasta de cartón

Hace un tiempo hice una cesta (una de las muchas) con pasta de cartón. La verdad es que el resultado me gustó mucho ya que quedó una pieza ligera, de aspecto más o menos firme y con una textura muy singular. Además que es otra manera de reciclar cartones. Total que he decidido compartir aquí un tutorial rápido sobre cómo hacer una cestita (o lo que sea) con pasta de cartón. ¿Te interesa? ¡Pues vamos allá!

cesta carton hueveras

Primero de todo vamos a ver qué necesitamos para hacer esta cestita:

Lo más importante es el cartón. En este caso utilicé hueveras, pero se puede usar otro tipo de cartón como por ejemplo el de los rollos de papel higiénico (una manera más de reciclar estos rollos). También necesitaremos tijeras y una batidora de mano, así como agua, cola blanca y papel film. Por último necesitarás un bol/recipiente cuyo interior servirá de molde para la cesta.

¿Lo tienes todo? ¡Empezamos!

1.- Corta el cartón en pequeños fragmentos y ponlo en un recipiente con agua.

2.- Cuando esté bien empapado descarta el agua y tritura bien el cartón ayudándote de la batidora de mano.

3.- Acaba de escurrir bien la masa y añade una mezcla de cola blanca y agua (tiene que parecer una crema). Amasa la pasta, y añade más cola si es necesario, hasta que pasando una cuchara quede la superficie lisa. Ya tenemos el paper maché base que vamos a usar para trabajar.

pasta de cartón

5.- Vamos a darle forma a la cesta. Agarra el recipiente que usamos como molde y cubre su interior con papel film. Esto servirá para que la masa no se pegue durante el secado.

6.- Ahora toca ir incorporando la pasta de cartón en el interior del molde. Es importante compactar bien la masa para que no se formen agujeritos, así como poner un grueso suficiente de papel maché para que la estructura quede bien resistente.

7.- Una vez montada la estructura, puedes texturizar la superficie de la cesta alisándola con una cuchara, marcándola con algún objeto o bien creando algún dibujo o marca con un palillo mondadientes.

8.- Deja secar la pieza. Si es invierno o época húmeda lo mejor es que la sitúes cerca de una estufa. En cualquier caso puede tardar por lo menos un par de días.

9.- Una vez seca la cesta hacemos los acabados. Podemos recortar los bordes para que queden uniformes (en mi caso no lo hice porque me gustaba el aspecto rústico e irregular que le daba), podemos pegar con cola caliente alguna decoración, o bien podemos pintarla. Si has texturizado de alguna forma la superficie quedará muy bonito si usas la técnica del pincel seco para remarcar los dibujos.

Ya tenemos la cesta lista.

Espero que te haya servido, ¡y que te animes a hacer alguna tú!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s