Cómo me inventé un costurero partiendo de una caja de cartón

Resulta que hace poco me apunté a aprender a coser; a aprender en serio porque me daba vergüenza, pobre de mí, las chapucitas que hacía con hilo y aguja. Y entonces me di cuenta que ‘¡vaya!, no tengo un costurero‘. Pues yo, mi trabajo y mi ingenio nos pusimos manos a la obra a hacer uno. ¿Y sabes con qué? ¡Con una caja de botellas de cava (vino espumoso)! En esta entrada os cuento cómo me las apañé.

Costurero - imagen general

Los materiales y herramientas que usé para hacer este proyecto son múltiples: tanto para la estructura del costurero como para las tapas utilicé una caja de cava, de cartón resistente y de muy buena cualidad. Dentro del costurero quise hacer unos compartimentos diferenciados; pues para su elaboración utilicé cajas de cereales. Otros materiales usados fueron papel decorativo, palitos de brochetas, una bandeja de porexpan y cuerda para hacer el agarradero. Además necesité cinta adhesiva, cola blanca, cola caliente, pintura en spray, tijeras y cúter.

¿Quieres ver el paso a paso? Sigue leyendo:

tuto costurero1.- De la caja de cava, corté las piezas que formarían la estructura del costurero. La más grande, es el cuerpo principal y está hecha aprovechando la base de la caja. Hice que tuviera forma de casita, dejando en el vértice superior un fragmento rectangular.

2.- Corté dos rectángulos para hacer las tapas de costurero. Tuve en cuenta dos cosas: 1) cada uno de los trozos tenía un doblez que ya venía marcado por la caja y que permite articular las tapas; 2) la longitud de los fragmentos había de ser tal que permitiera que éstos quedaran superpuestos en la parte más elevada de la estructura (sí, allí donde dejé el rectángulo).

3.- Corté una tira de cartón tan ancha como lo era el rectángulo de la parte superior de la estructura, y tan larga como el ancho del costurero más la altura de la estructura esa rectangular (contando que hay dos rectangulitos, uno por cada lado). Esta pieza servirá para sujetar las tapas del costurero entre sí y a la vez al cuerpo del costurero.

4.- Como en mi costurero quería que hubiera dos pisos con dos cajones superiores extraíbles, corté varios trozos de cartón tan altos como quería que quedara la base de las bandejas extraíbles; estos cartones sirven de apoyo de los cajoncitos. Una vez completas todas las piezas, lo pinté todo con pintura en spray.

5.- Decoré el exterior del costurero, tanto la caja principal como las tapas y la tira alargada, forrándolo con  cola blanca y papel que imitaba el de periódico. También podría haberlo envuelto con telas o haber usado decoraciones de scrapbook.

6.- Pegué las piezas que sirven de tope para los cajones superiores y decoré la parte interna del borde con una cinta de colores igual que hice con el borde de las tapas.

7.- Entonces tocó el turno de las cajitas para el compartimento superior. Con una caja de cereales hice un par de bandejas que ocuparan la mitad del costurero cada una. Perforé los laterales más largos de las cajas e hice pasar por los agujeros un lazo que uso para sacar las bandejas más fácilmente.

8.- ¿Qué hice en el compartimento inferior? Dejé una mitad libre y en la otra hice una cajita como las anteriores para dejarla fija y poner los hilos. La gracia de esta cajita es que pegué un rectángulo de porexpan a la base, y a su vez a éste le enganché trozos de palitos de brochetas que sirven para aguantar de forma los hilos. Lo único especial que tuve que tener en cuenta es que algunos carretes son más anchos de lo normal.

9.- A continuación coloqué las tapas. Primero tuve que perforar la pieza alargada y la parte superior y rectangular de la estructura del costurero en ambos lados para poder pasar una brocheta; de esta manera el fragmento alargado quedaba unido con seguridad. Los sobrantes laterales de la brocheta los corté. Después, pegué las tapas entre ellas y a la pieza alargada usando cola blanca.

10.- Una vez seco, trencé unos trozos de cuerda y los enganché a la brocheta para hacer el asa. Para asegurar que no se mueva la brocheta al transportar el costurero puse unas gomas elásticas en los extremos de la brocheta como tope.

                                        

¿Qué te ha parecido el paso a paso? ¿Has hecho alguna vez un costurero? ¡No dudes en compartir!

Anuncios

2 comentarios en “Cómo me inventé un costurero partiendo de una caja de cartón

  1. Pingback: Cojo una caja y la transformo en…! | Baskiuts

  2. Pingback: Mueble organizador con cajas de fruta | Baskiuts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s